QUOD NATURA NON DAT, SALMANTICA NON PRAESTAT.

        Quod natura non dat, Salamantica non praestat, lo cual no deja de ser frustrante, ya que vas, pegándote el madrugón del siglo después de una noche de farra, que Salamanca no de un empujón a tu genética, desluce, de lo que cabe inducir que lo que allí se cuece no es para tanto y que lo que sea que dé la natura, a Salamanca hay que llegar con ello puesto. O sea, que Nebrija, Unamuno, Fray Luís de León, Cervantes Fernando de Rojas y etc, iban colmados y esto supone salir con ventaja. No lo digo para desmerecer a nadie, sino sólo para que conste.
Hay gente que marca pauta en cuanto a consideración y estilo, los churros calentitos que nos tomamos en el autocar como refuerzo de la mañana que iba a ser intensa, dan buena fe de ello, por obra y gracia de Dn. Rafael Hernández. Dios te lo pague, Rafa. Un hermoso gesto, como quien dice: no olvides que eres humano. Pues con eso de la cultura y el conocimiento necesitamos poner pie en tierra con cosas cotidianas, de andar por casa. No se trata de ser epicúreos, que no. Lo justo, que también hay que alimentar el barro que nos conforma para el buen equilibrio entre los bajos instintos y el espíritu. Como contrapunto a los churros, Dn. Pepe Iglesias se aprestó raudo a recitar a san Juan de la Cruz, no fuera a desmadrarse la cosa, y a todos nos pareció bien.
A pesar de que Salamanca sea Patrimonio de La Humanidad, declarada por la Unesco en 1988, nos recibió, allí junto al puente romano, la niebla y el verraco, compacto y granítico, donde fue a dar la mollera del pobrecito Lazarillo, por simple, accidente provocado por el ciego, todo a mala idea  que la letra con sangre entra. Seamos precisos, era un judas. Ya se sabe que el hambre propende a aflorar las bajas inclinaciones de nuestra naturaleza y he ahí la prueba de lo que decía antes y la necesidad de equilibrar. Coscorrón pedagógico, felón, vil y traicionero aparte, hay que decir que Salamanca es pionera de muchos aconteceres:
  • 
    Universidad de Salamanca. Patio Fray Luís de León.
     Imagen de internet
     La Universidad de Salamanca es hoy la institución de enseñanza superior más antigua de nuestra España y entre las tres primeras de Europa. Cuenta en su haber la creación de la primera gramática del castellano en 1492 por Antonio de Nebrija. Fue el primer estudio de las reglas de una lengua europea occidental que no era el latín y este hecho marca el inicio del Siglo de Oro español. Y ojo al dato: Antonio de Nebrija fue  la primera persona del mundo occidental en reclamar derechos de autor. No fundó la SGAE, eso vendría después, pero digamos que empezó a cimentar la cosa. 

  •  Además, también el primer bibliotecario con sueldo de la historia se dio en la biblioteca antigua de la Universidad.

  • A Salamanca le cabe el honor de haber tenido a la primera mujer universitaria del mundo: Beatriz Galindo, «la Latina» y la primera mujer profesora de universidad, Lucía de Medrano,  Luisa, en realidad debido a un error de  Lucio Marinero Sículo, durante el curso 1508-1509 Dos “docta puellae” para Salamanca y para el mundo. Y no sé la razón de no nombrarlas cuando nos pasean por la universidad. Eso hace que me ponga picajosa. A veces, las personas, si son mujeres más,  pueden ser tan interesantes como las piedras. Sigo...

  • El calendario nuestro actual, el gregoriano fue una propuesta de la Universidad de Salamanca en el Concilio de Trento.

  • Y para los amigos ajedrecistas, el libro sobre ajedrez más antiguo conservado, se publicó en Salamanca en 1496, por el religioso Luís Ramírez de Lucena: “Repetición de amores y Arte de ajedrez”, como se ve, había una cierta tendencia a mezclar afanes, lo de que fuera religioso no es relevante.
Dos minutos antes de que el miembro del grupo se descarriase,
porque todavía está en la foto. Imagen de A. Pons Coch

Nuestra primera parada fue en la catedral, donde se nos perdió uno de los compañeros, por no llevar miguitas de pan en el bolsillo, o móvil, que tanto da. Quiero que quede constancia de este evento, porque, por esta vez, la descarriada no fui yo, que suelo perderme por los castillos y acabo en los huertos de tomates y puerros, por fisgona. Fue puesto enseguida en situación de busca y captura y entre Theo, Pepe y la policía municipal, no necesariamente por este orden, dimos con él, en perfecto estado de conservación y mantenimiento.

Salamanca con sus dos catedrales siamesas, nos permite disfrutar del último suspiro del gótico en la Catedral Nueva y el último aliento del románico, en la Catedral Vieja, lo que da doble complacencia.

Catedral Nueva. Imagen A. Pons Coch
 La Catedral Vieja, s. XII, estuvo a punto de ser destruida ya que al proyectar la Catedral Nueva se pensó en derribarla, pero la necesidad de un espacio donde celebrar el culto mientras se terminaba la construcción hace que la decisión inicial de destruirla fuera rechazada. En planta, la nave izquierda aparece más estrecha y le falta parte del brazo del crucero, consecuencias de la construcción de la Catedral Nueva.
Dado el carácter fronterizo de Salamanca, fue proyectada también como fortaleza, ahora no tan visible, puesto que han desaparecido las almenas de la Torre Mocha, por esta razón se la conoció popularmente como fortis salmantina. La idea de construir una catedral nueva surge en el siglo XV debido al aumento demográfico de la ciudad, especialmente por la fuerte atracción de la Universidad, debido a ello, la Catedral Vieja parecía en aquellos momentos pequeña, oscura y baja. Se contó con el apoyo de Fernando el Católico, quien en 1509 ordenó a los arquitectos que habían trabajado en Toledo y Sevilla, Antón Egas y Alonso Rodríguez, que fueran a Salamanca para tomar traza del nuevo templo. La catedral, tras diversas discusiones, se proyectó paralela a la vieja, realizada con piedra de Villamayor y en estilo gótico.
El doctorando Agustín Espinosa, en capilla,
esperando veredicto. Imagen A.Pons Coch
Me encanta el románico, recogido e intimista, si viviera en un monasterio románico con calefacción y agua caliente, hasta sería poeta. El efecto que produce la arquitectura románica es de implosión, de fuerte sentimiento hacia dentro, personal, intransferible, tan íntimo que ni se tiene la necesidad de hacerlo partícipe al mundo y si lo cuento, es por rematar. Es como quedarse en casa un día de lluvia, placenteramente, con la sensación del regurgitar del agua en los canalones o la llamada de las gotas sobre los cristales. Bueno, pues la capilla de santa Bárbara de la románica catedral vieja no debía producir ninguno de los sentimientos que detallo, ya que era el espacio donde se dinamitaban las ilusiones del doctorando o no, según el placet de la concurrencia que le examinaba.
Los pies del doctorando colocados en posición.
 Imagen A. Pons Coch
 Esta capilla servía como lugar donde se realizaban los exámenes finales. El estudiante que iba a realizar su examen de grado o de doctorado debía pasar toda la noche encerrado en la capilla, lo que solían hacer sentados en una silla, con los pies apoyados sobre los de la escultura yacente del Obispo Lucero, situada en el centro, y  velando los libros. De aquí viene el dicho popular de "Estar en capilla". Si aprobaba, era peor, pues empezaba la costosísima celebración. El doctorando regalaba unos pastelillos a los miembros del tribunal y se veía obligado a invitar al claustro a un pantagruélico banquete y a patrocinar festejos públicos que a veces incluían corridas de toros, con lo que algunos se quedaban en licenciados o bachilleres: lo de los banquetes subía el baremo de lo posible, entonces sus compañeros pintaban un "vitor" seguido de su nombre en letra o anagrama también,  en cualquier fachada en la que encontrasen un hueco, del mismo modo que ahora se pintan los grafitti. 
Vitor de Dn. Adolfo Suarez
en la Universidad de Salamanca. Imgen A. Pons Coch

Cuando el doctorado era de ciencias, el pigmento utilizado era sangre de toro, cuando era de letras, pigmentos vegetales, pero siempre de color encarnado.  Si el estudiante no superaba el examen, no salía por la puerta grande, de la catedral, sino por la conocida como la "puerta de los carros", una estrecha comunicación con la Calle de Tentenecio, calle certeramente bautizada, donde no había ni amigos ni fiesta.
Aula donde impartía clase fray Luís de León
Imagen A. Pons Coch
Antes de perderme por los grafitti de los estudiantes, os hablaba de la catedral y del románico y es que hay momentos  que pueden permanecer en el recuerdo, incluso sin memoria, por los sentimientos a ellos asociados, intemporales y asidos a la propia naturaleza. Imaginaos a Fray Luís de León, solo, escribiendo en su aula de “decíamos ayer” después de un concierto de su amigo Salinas. Y  quinientos años después, cerrad los ojos ante el órgano que tocaba el maestro. Vuelve Salinas en la palabra de Fray Luís y vuelve Fray Luís en la música de Salinas.

El aire se serena
y viste de hermosura y luz no usada,
Salinas, cuando suena
la música estremada,
Pablo recitando la Oda a Salinas de fray Luís de León.
Imagen A.Pons Coch
por vuestra sabia mano gobernada.                       
A cuyo son divino
el alma, que en olvido está sumida,
torna a cobrar el tino
y memoria perdida
de su origen primera esclarecida..

Y Dn. Pablo Jiménez haciéndolos llegar hasta nosotros. Quinientos años después.

No quiero pasar por alto La Casa Lis, palacete modernista el antiguo lienzo de la muralla de la ciudad, en donde funciona el Museo de Art Nouveau y Art Déco, donde la calidad y diversidad de piezas nos deja boquiabiertos.

Fachada del Huerto de Calixto y Melibea.
Imagen A. Pons Coch
Aquí ya era necesario algo de equilibrio para evitar la levitación: En el bar La Viga ponen una jeta, preciso: manjar porcino churruscadito a la brasa o al horno, que con un vaso de tinto te convierten en humano y además te quita el frío, justo para poder llegar anocheciendo al Huerto de Calixto y Melibea: jardín cercano a las catedrales y junto a los restos de la muralla romana donde, según algunos, se sitúa la trama de la novela La Celestina de Fernando de Rojas. No vimos Celestina alguna, pero calixtos y melibeas, a manta. Punto.
Pepe y Mª Ángeles, en el Huerto
Imagen A. Pons Coch
Astronauta en la catedral. Autor Dn. Manuel Romero, s. xxi
Imagen A. Pons Coch
Y ahora, otra cosa que no voy a repetir, pero el próximo que me mande un power point con la chorradita del extraterrestre, se va a enterar. Y es lo único que diré sobre arquitectura, ya sea románica o gótica, pues ya estáis debidamente ilustrados al respecto, porque entre, Pepe Iglesias y Theo Acedo, que son dos fenómenos ilustrados, no han dejado ningún cabo suelto. Y es lo siguiente: En la puerta de Ramos (norte), frente al Palacio de Anaya, puede observarse la anacrónica figura de un astronauta esculpida en el flanco izquierdo. Y ahí está la explicación: con motivo de acoger Salamanca la exposición Las Edades del Hombre en el año 1993, se decidió restaurar la Puerta de Ramos, muy deteriorada por el paso del tiempo. Durante esta restauración, el astronauta fue labrado en piedra en 1992 por el cantero Miguel Romero, siguiendo la tradición de incorporar un elemento contemporáneo en cada restauración. 
Dragón con helado en la catedral.
Imagen A. Pons Coch

Dn. Miguel Romero la ha armado buena y de paso ha roto mis expectativas de que los marcianos ya nos vigilaran en el siglo XV. Ten fe para eso. Además, debajo del astronauta se encuentra un lince, a su derecha un toro, debajo del toro se puede ver un dragón con un helado de tres bolas que está sonriendo, es un decir. Más a la derecha, junto a la puerta, hay tres figuras: un cangrejo de río, una cigüeña y una liebre que representan, respectivamente, agua, cielo y tierra en Salamanca.


Detalle del pórtico de la iglesia de santa María. Ciudad Rodrigo.
Imagen A. Pons Coch
En Ciudad Rodrígo no pudimos entrar en la iglesia de Santa María, pero nos extasiamos con su pórtico románico y matamos el tiempo en una matulateca ¿A qué suena bien dicho así?. Visitamos este museo emulando a Camilo José Cela que hizo lo propio en Málaga, que lo sé yo, Lo que ignoro es la etimología del palabro, aunque puede que se la inventara nuestro ilustre académico, que no era de fiar, así que si alguien me hace la caridad, que diría santa Teresa, de informarme, así como de su etimología, habrá sacudido el polvo a mi ignorancia, cosa que tiene mérito. La matulateca tenía cientos de orinales y escupideras de todos los tiempos y países, que hay que ver lo que es capaz de coleccionar la gente. No va más allá de lo escatológico, pero nunca caemos en la evolución de los cacharros domésticos a través del tiempo y de estos objetos mucho menos. Incluso había una foto de los príncipes y una reproducción de los adminículos, dos, azul y rosa respectivamente, con que fueron obsequiados para su boda, porque parece ser que antiguamente esos cacharros formaban parte del ajuar. Lo que no sé es si les acompañan en sus viajes al estilo del Príncipe de Gales que se lleva su WC allá por donde va, según dicen las lenguas viperinas. 
Ejemplares de la matulateca.
 Imagen A. Pons Coch

Dn. Javier Fabián, entre trayecto y trayecto, abría camino en ruta hacia el próximo objetivo y mecía sobre ruedas nuestro cansancio con su conocimiento, memoria prodigiosa para los detalles.
En Alba de Tormes, excelentemente guiados por Merce, visitamos el Castillo de los Duques de Alba, construido alrededor de 1430, siendo desde el momento de su construcción residencia de los duques. La sobriedad de los severos muros de la antigua Torre del Homenaje, contrasta con la grandeza de su interior, donde pudimos admirar los frescos renacentistas de la Sala de la Armería, realizados por el italiano Cristóbal Passini y donde el arquitecto Dn. Andrés García Bodega nos dio una lección magistral sobre los frescos y su elaboración.

Merce, ilustrándonos sobre la Casa de Alba.
 Imagen A. Pons Coch

 En el convento de la Anunciación visitamos el museo y la iglesia con el sepulcro de santa Teresa de Jesús.
Sobrecogedor el santuario que tienen montado las monjitas en la celda donde falleció santa Teresa y el museo con las reliquias. Un puro escalofrío. ¿Habéis has visto la urna donde descansan, o no, los restos de san Juan de la Cruz? No cabe ni un muñeco. No es normal que se corte a alguien a cachitos, por muy muerto que esté, y que los metan en relicarios para repartir por ahí, como si fueran salchichones al vacío ¿Y que la gente haga colas para verlo? Estamos mal de la cabeza. Llenos de neuronas convertidas en cencerros. Y Franco durmiendo con la mano, la de la santa, en la mesilla de noche. Un trozo de cadáver al lado de tu cama. Me cuesta hasta imaginármelo. Es que no necesitamos a Stephen King que nos venga a contar historias macabras, convivimos con ellas. Ni la historia ni las maravillas arquitectónicas lograron eclipsar el pensamiento de que estamos construidos de elementos tan contradictorios que, si lo piensas bien, producen espanto. Somos capaces de inclinarnos ante la tecnología más avanzada y de cortar en pedazos a un semejante, de ser descreídos y de partirnos la cara a puñetazos por llevar las andas de una virgen, de blasfemar en verano y cantar saetas con la lágrima puesta en Semana Santa, de construir templos majestuosos y ponernos a quemar a médicos llamados Miguel Servet. Si yo fuera Dios ya me habría dado un pasmo contemplando los resultados de mi obra creativa. Como no lo soy, vivo sin vivir en mí que recitó Dn. Ángel Puértolas con sentimiento apasionado y que escuché con agrado, pero sin poder olvidarme que la autora había dejado el corazón con el que escribió el poema metido en un frasco.
Éxtasis de santa Teresa, de Bernini.Detalle.
Imagen internet
A pesar de todo, compramos a las monjitas yemas de santa Teresa, pastas y garrapiñadas. Yo habría puesto condiciones, pero por si acaso, me las guardé, porque no era cosa de desfondar a una congregación de cientos de años cuyas monjitas con toda dedicación cuidan y conservan el cuerpo y la memoria de una doctora de la iglesia y nuestra santa más emérita, además de rezar por nosotros pecadores de tomo y lomo y hacer unas garrapiñadas de muerte.
El fin del viaje salmantino fue coronado por un brindis realizado por el más veterano de los participantes, que conste también, Dn. Luís Carranza, que brindó por Sifo, con el beneplácito de todo el colectivo, Confieso que no me opuse, aunque yo ya estaba algo cansada y tenía mis reservas.
 Con toda la atención puesta: Pepe, Marián, Javier.
Imagen A. Pons Coch
Y termino con una cita de Cervantes: “Salamanca que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado”. A. Pons Coch

Ya anochecía y el frío hizo arrebujarnos en las bufandas.
 El maestro Lebrato, Rosita, Marián. Imagen A. Pons Coch





Y aquí la foto para el recuerdo:  Aceptamos los buenos oficios de un turista que me devolvió la cámara.




Todo el grupo en todo lo alto de la catedral. Imagen A. Pons Coch

Los que pudimos llegar al parador de Ciudad Rodrigo




AGENDA BETURIA y AVISOS
***************


  • Nos informa Dn. Manuel Pecellín Lancharro, medalla de Extremadura, 2011 y académico de la RAEX, de que ya podéis ver el nuevo Boletín de la Real Academia de Extremadura. Está en la red. Que lo disfrutéis. Solo tenéis que entrar en la web: http://www.raex.es/

  • La Asociación de Periodistas y Escritores de Turismo de Extremadura, APETEX, nos manda su revista digital que dirige nuestro beturio Francisco J. Rivero y en la que colaboran un buen grupo de socios y amigos de Beturia. Miembro de FEPET y VISIÓN, podéis teclear en: http://apetex.iespana.es/
  • Dn. Pedro Cordero presentó el día 7 en Hinojosa y 8 de diciembre, en Cañaveral (Cáceres) su obra Infinito es mujer o memorias de la generación del hambre, publicado en nuestra colección beturia, Colección Dávila, intervinmiendo en el acto, además del autor, Dn .Rafael García-Plata Quirós, miembro del Consejo Lector de “Beturia Ediciones” y  Dn. Teófilo Durán Peña, alcalde de Hinojal.
  • Se presentó Diario Azul del titiritero en Badajoz, de Plácido Ramírez Carrillo, con la intervención del autor y de D. Francisco Crespo Marchirant (Presidente A.V Santa Marina), Dña. Paloma Morcillo Valle (Concejal de Cultura del Excmo. Ayto. de Badajoz,  M nuel Pecellin Lancharro (Profesor y crítico literario) y el periodista Eloy López Sánchez.
  • Y también en Leganés con la intervención de:
    Doña Pilar Callejo López, Presidenta de la Casa de Extremadura de Leganés, Doña Concha Pastor de Pablo, Concejal de Educación y Cultura del Excmo. Ayto. de Leganés, D. Juan Alonso Resalt , periodista e historiador. Cronista Oficial de Leganés.
  • Y en el salón de actos de la Casa de Extremadura , con la intervención de Dª. Maruja Sánchez Acero, Presidenta del Hogar Extremeño de Madrid, D. Pablo Jiménez García, Vicepresidente de la Asociación Cultural “Beturia”. Escritor.

  • El último poemario aparecido en nuestra Colección Dávila, de poesía. "Tierra con pan"  de Enrique Javier Jiménez Domínguez, se presentó en el salón de actos de la Casa de Extremadura , con la intervención de: Pablo Jiménez García (autor del prólogo), Interviniendo, además: Manuel Alonso y el autor,  amenizando el acto con maestría,  Alba Jiménez, con un recital de violoncello
  • El 12 de diciembre, con la la participación del grupo literario Tinta Viva y la colaboración de Ediciones Cardeñoso, presentó el Cuaderno de Homenaje en la Conmemoración Semana del Ocio en la Cultural Telefónica de Madrid, con la participación de Julia Gallo Sanz, Juan Calderón Matador, Javier Bueno Jiménez,Reyes Cáceres Molinero, José Iglesias Benítez, Begoña Montes, Pepa Nieto, Alfredo Piquer Garzón, Carmen Rubio, Milagros Salvador.
  • El 13 de diciembre  en la Asociación de la Prensa de Madrid, José Julián Garriga Bravo da a conocer : "Calleja del Altozano/memoria de un lector inexperto", en un acto de gran amenidad y  altura literaria, con la intervención de:  
Dn. José Iglesias Benítez, presidente de Beturia Ediciones,
Dn. Fernando Ónega, periodista
Excmo. Dn.Juan Carlos Rodríguez Búrdalo, escritor
Dn. Luis Cayo Pérez-Bueno, escritor y presidente del CERMI

  • Entrega de los premios literarios Raíces de Papel El día 11 de noviembre, en un acto entrañable, tuvo lugar la entrega de premios que la Plataforma Cultural Raíces de Papel, dirigida por Javier Bueno y Juan Calderón otorga al: Segundo Certamen de microrrelatos de cine Arvikis Dragonfly y Tercer Certamen de poesía “Poeta Juan Calderón Matador”, así como la presentación de la Antología Poética de autores varios, con prólogo de José Iglesias Benítez
  • Unión de Bibliófilo​s Extremeños, UBEX, nos invita a unirnos a ellos, compartir los libros y sus autores, editores, distribuidores, noticias, intercambios, bibliotecas, etc. Los interesados pueden dirigirse a a Teresa, Unión de Bibliófilos Extremeños, Biblioteca de Extremadura, Antiguo Hospital MIlitar, Recinto Alcazaba , 06001 Badajoz,  tfno. 924224499.La cuota anual es de 42,07 euros y se pasa en la primera semana de enero.

4 comentarios:

Juan Calderón Matador dijo...

Querida Antonia, gracias por esta información detallada del viaje a Salamanca, que nos llena de envidia a los que no pudimos acudir. Gracias también por hacerte eco de las noticias de Raíces de Papel y Tintaviva, por la parte que nos toca. Un fuerte abrazo.

Beturia dijo...

Querido Juan, nos encantaría que con más frecuencia llenaras el vacío que se produce cuando falta alguien que admiramos y queremos. Por lo demás, nobleza obliga. Con todo el merecimiento. Un abrazo.

Antonia Cerrato dijo...

Paso pero no dejo comentario. Hoy quiero felicitaros por el contenido del blog y seguir animándoos en este afán.
Un abrazo de Extremadura, Antonia

Beturia dijo...

Gracias por el empuje de tu ánimo y por leernos. Un abrazo.